Lupa
Teléfono
Productos
Noticias
Separador
Estás en: 
Sonajero natural

Sonajero natural

Ref.: 15-133
Precio: 19.25
Cantidad:
(Total: 19.25 €)

Tipo de juego: sensorial y perceptivo.

Se trata de un elemento perceptivo para colgar. Favorece el desarrollo visual y de percepción de la profundidad. Los niños lo miran y prueban a tocarlo, provocando así el balanceo del colgante y dándoles información sobre el espacio y las relaciones causa-efecto.

Es un elemento para primeras edades.

Edad recomendada de uso: +0 meses

 

Además de la propuesta didáctica primera, este material se puede ver desde el punto de vista de la versatilidad, lo que permite darle gran cantidad de usos.

La apertura de posibilidades de estos materiales favorece el pensamiento creativo y divergente.

En el despertar sensorial de los primeros meses los niños buscan comprender el por qué de las cosas. Indagan y se preguntan sobre las características de los objetos. Los miran, los tocan, los chupan, los lanzan, los huelen...

Los cascabeles de este material nos pueden recordar a un sonajero, algo que forma parte de nuestra cultura humana y que ha estado presente durante milenios y en todos los rincones del planeta.


El cordel nos permite colgarlo. Desde ahí el niño empuja con pies y manos el Sonajero Natural balanceándolo de un lado a otro, acercando y alejando el objeto del niño/a, creando a su vez la consciencia de la presencia y existencia, y la separación y la pérdida. El juguete se aleja y el balanceo nos permite reencontrarnos con él.

Este tipo de juego, juntamente con otros de desaparición (como el ¡Cucú!) son mecanismos de comprensión de la separación que los ayudará a entender la permanencia de los elementos y personas aunque éstos no puedan ser vistos por ellos.

Con GRAPAT proponemos un material sin instrucciones, la única premisa es dejar hacer, sin tiempos, despacio. Abastecer el espacio de juego de espacio vacío.


Proponemos un material que incita, invita, provoca la creación de pequeños mundos diversos, fantásticos, realistas, inventados… Las piezas se pueden ir combinando: ‘Nins’ con carretes, cuencos con mates, bolas de diferentes tamaños, bellotas y casas, trabajadas en los 6 o 12 colores del arco iris que invita al acercamiento con la naturaleza y el universo. Podemos nutrir el espacio de juego con cestas vacías que se irán llenando de piezas sueltas, las más diversas: palos y piedras sí, pero también gomas de pollo, trozos de cordón encontrado en un costurero de la abuela, un dedal, unas habas crudas, trozos de la pajita del zumo de la tarde...


Un material que va mas allá de los valores pedagógicos. Están hechos según procesos tradicionales, a la vieja usanza, con materiales suaves y robustos, tintes naturales que dejan entrever la veta de la madera, ceras y aceites que dejan un brillo ligero y los colores vibrantes. Pintados a mano, hechos en casa, con tierra, fuego y río alrededor, y muchos niños siempre cerca inspirándonos a diario mientras revolotean por el jardín saltando complacidos…

 

Y esta es la historia de GRAPAT, ‘Nins’ que invitan a ser quiénes ellos, los niños, quieren que sean, mates que los contienen, cuencos que permiten acumular, tapar, traspasar, bolas que son coches, bellotas que nacen del boj, anillas que permiten escondites, monedas que tapan…

Como lo hacemos?


Podemos hablar de Km 0, proximidad, bosques sostenibles, handmade, ceras naturales, tintes no tóxicos, sí, todo esto sí. También dedicamos un momento a mencionar a todas las personas que son parte del proceso, así deja de ser un mero proceso productivo para transformarse en un equipo que cree en nosotros y nos dedica una mirada atenta y amorosa, la misma que pretendemos acercar a las familias que tengan interés en nuestra propuesta.

 

Dicho esto: Nuestra empresa es familiar, estamos en el Alt Empordà, nuestro equipo (proveedores no nos gusta llamarlos) están cerca del taller, preferimos ir a verlos y compartir un rato antes que enviar un transporte a recoger el material… Algunos nos regalan limones, otros nos abren las puertas con nuestros hijos y les permiten liar un buen tinglado experimentado con las propuestas increíbles que se les presentan: máquinas, pinturas, herramientas, piezas sueltas de madera de todas las formas…. podemos dedicar con ellos ratos enteros a delirios filosóficos sobre tal o cual verde, o detenernos a mirar como la madera gira en el torno y la talla poco a poco…

 

Y así podríamos seguir y seguir mencionando cada parte del proceso y el equipo… Sí, no hemos escogido el camino mas fácil, pero es el nuestro, y aquí plantamos cara al mundo para presentarlo con toda nuestra ilusión.

 

Cada pieza de Grapat está acabada a mano y por eso cada una es única, puede venir con ligeras variaciones en su apariencia y color, igual que la vida misma, igual que tu. Aparte, al ser hechas en madera, irán apareciendo pequeños golpecitos e imperfecciones, también como la vida misma cuando pasa el tiempo. Buena señal! Indicará que ha cumplido la función de horas de juegos creativos y desde Grapat lo celebramos!

 

Trabajamos con madera de haya procedente de bosques sostenibles.
Cada pieza ha sido pintada a mano con tintes base agua no tóxicos, y con una terminación que permite mantener los colores vibrantes y las piezas duraderas.

 

Mantengan las piezas en un lugar seco.
Limpiar con un trapo húmedo si es necesario.
Nuestros juguetes cumplen con la normativa EN71 de la seguridad de los juguetes.

Inserta tu comentario

Productos en la misma categoría