Lupa
Teléfono
Productos
Noticias
Separador

09/06/2017 | 02:29:56 PM

¿Por qué merece la pena pagar por una asesoría de porteo?


 

A menudo me encuentro familias que se "quejan" de que el bebé no está a gusto en el portabebé, o el propio adulto va incómodo y piensa que es por el peso del bebé o porque tiene mal la espalda... y suelen desistir del porteo antes de informarse y asesorarse correctamente. Es una pena, porque generalmente todo esto tiene solución, suele ser por un portabebé no adecuado, o por no colocar al bebé de manera correcta. Suelen ser pequeños matices, tanto en la colocación del portabebé como en la posición del bebé, que marcan la diferencia.

 

 

Te preguntarás, ¿para qué pagar una asesoría si en Youtube hay cientos de videos?

 

Para empezar porque no es oro todo lo que reluce. En internet puedes encontrar videos y explicaciones muy buenas de cómo ponerte un portabebé, y de cómo colocar al bebé en él. Pero desgraciadamente también abundan los videos desastrosos, en los que puedes ver como alguien, supuestamente experto, se enrolla una tela al rededor de su cuerpo.

 

¿Quieres aprender a envolverte en una tela o quieres aprender a colocar correctamente esa tela y llevar dentro a tu bebé de manera adecuada?

 

Suponiendo que das con un buen video, que también los hay -y muy buenos-, hay pequeños matices que en los videos no puedes ver, y la persona que aparece en el video no puede corregir tus fallos o indicarte de manera personal cómo hacerlo. Todo depende de las dudas que tengas. Si más o menos tienes experiencia puede servirte dar con un buen tutorial en youtube.

 

 

Tiendas no especializadas en porteo ergonómico

 

Aquí la cosa se puede complicar. Generalmente alguien que no tiene formación en porteo ergonómico, y a veces ni experiencia, no sabrá aconsejarte ni asesorarte de manera adecuada. Se guiará por las indicaciones del fabricante en cuestión, que quiere vender la mayor cantidad posible de sus productos y en la cajita pondrá que se puede usar desde recién nacido hasta no sé cuantos kilos... Y generalmente no suele ser así. Hay muchas cosas a tener en cuenta, características y circunstancia particulares de cada familia, edad, peso, altura y desarrollo de cada bebé... 

Alguien sin formación específica y sin experiencia, por muy honrado que sea y por mucha voluntad que le ponga, no podrá asesorarte de manera adecuada. Muchas veces, por poner un ejemplo, incluso confunden los fulares semielásticos con los elásticos, y NO se usan de igual manera.

 

 

Y si le compro un portabebé, ¿por qué encima tengo que pagarle a la asesora para que me enseñe a usarlo?

 

En este mundo hay de todo... hay personas que valoran el trabajo ajeno, y otras que no saben más que exigir todo gratis. Pero nada es gratis. Puede que sea gratis para ti, pero no para la persona, que ha invertido su tiempo y su dinero en formarse, que probablemente lleve años a sus espaldas de experiencia propia en porteo y asesorando a numerosas familias, que a un simple vistazo puede decirte cuál es tu error y cuál es la solución. Esto no lo consigues viendo un video de youtube, o si lo consigues te llevará mucho tiempo descubrirlo y ver muchos videos para aprender a distinguir los buenos de los malos.

 

Piensa que esa asesora que está en su tienda, tiene más cosas que hacer, no solo estar allí por amor al arte. Probablemente tendrá labores que hacer en la tienda, colocar, etiquetar, subir productos nuevos a la tienda online, a las redes sociales... que tendrá que quedarse después del cierre para hacer lo que no le ha dado tiempo. También tiene familia, hijos, amigos, con los que le gustaría estar paseando y disfrutando. Ese tiempo que te dedica a ti "gratuitamente", es a costa de quitarlo a su familia, a sus hijos... ¿Tú estarías dispuesto a ir a trabajar gratis? Dirás: "si es un momentito de nada..." Ese momentito mínimo serán 15-20 minutos, a veces incluso una hora... Y aunque sean 10 minutos, un momentito, más otro momentito, más otro momentito... Acaban sumando muchos momentos. Tiempo que no vuelve. Y el tiempo es oro, ¿verdad?

 

No me malinterpretes, ésto es a modo de reflexión más que desahogo, un intento de que se valore mi trabajo como asesora. Me gustaría que se tuviera en cuenta antes de venir a exigir (a veces) que enseñe a colocar un portabebé de manera gratuita, incluso cuando no lo has comprado en mi tienda, y encima pones mala cara cuando te explico que puedo ayudarte si concertamos una cita previa para una asesoría, o que puedes venir a alguno de los talleres que suelo realizar regularmente. También suelo realizarlos gratuitos una vez al mes (que curiosamente se llenan), pero los que son de pago... esos ya cuesta más que salgan adelante... 

Como os digo, esto es una invitación a reflexionar, a que pensar que es lo que hay detrás del trabajo de una asesora de porteo. A que valoréis si merece la pena pagar por un servicio que os puede cambiar un pequeño-gran ámbito de vuestra vida, que os puede ahorrar tiempo de videos inadecuados de youtube, dinero a la hora de comprar un portabebé que no se adapta a vuestras necesidades, a ir o no a gusto con vuestro portabebé... Sí, al final también es vuestro tiempo y vuestro dinero.

 

Gracias por leerme. Si te ha gustado, por favor, comparte el texto.